Los ensayos de hormigones que realiza el Laboratorio de Orbis Terrarum abarcan todas las fases que componen el ciclo del hormigón, incluyendo:
.
  • Estudios de dosificaciones, que permiten definir las proporciones idóneas de componentes para que los hormigones cumplan con los objetivos del proyecto.
  • Ensayos en el hormigón fresco. Incluyen la toma de muestras de hormigón para la realización de ensayos y el curado en las instalaciones del laboratorio, además de otras determinaciones in situ, como son la determinación de la consistencia, el contenido en aire ocluido o la resistencia a la penetración del hormigón recién colocado.
  • Ensayos en el hormigón endurecido. Estos ensayos están orientados a conocer las características de resistencia del hormigón (resistencia a compresión simple, tracción indirecta…) así como otros parámetros básicos como son la determinación de la densidad, porosidad y absorción de agua.
Dentro de estos últimos ensayos cabe destacar la especialización del Laboratorio de Orbis Terrarum en los estudios de durabilidad y patologías del hormigónmediante ensayos específicos y estudios de petrografía con lámina delgada.
La durabilidad del hormigón, a diferencia de lo que se puede creer, depende de más factores aparte de la resistencia. Hay que tener en cuenta, además, otras patologías que pueden derivar de:
  • La reactividad potencial de los áridos con el cemento.
  • El aire ocluido en el hormigón endurecido y su distribución para responder satisfactoriamente a las heladas.
  • Carbonatación de la superficie.
  • Posibles microfisuras que pueden proceder de múltiples orígenes.
  • Aplicación inadecuada de pátinas.
Todos estos aspectos se pueden corregir en origen con la realización de estudios previos a la ejecución en obra.